Destacados

¿Qué hacer para dejar de procrastinar?

Con esto de la llegada de nuevos retos en el año nuevo, (que ya no es tan nuevo porque estamos a casi final de mes), también surgen dudas en cuanto a: cuándo empezar a ir al gimnasio, a mejorar mi nivel de idiomas como español, a continuar la práctica de guitarra, entre otros aspectos, y poco a poco vamos dejando todo para después.

Lo peor de todo, es que a veces, sabes que son tareas importantes. ¿Te ha pasado? Entonces, continúa escuchando, porque te sorprenderás con todo lo que conocerás hoy…
Mano con un lapicero

#010 - ¿Qué hacer para dejar de procrastinar? 


¿Qué hacer para dejar de procrastinar? - Transcripción 

Hola, bienvenidos a Español Con Todo, un podcast en español con transcripción de historias interesantes, sugerencias de libros, vocabulario y más. Estudiar español a nivel intermedio avanzado ahora es más fácil con nuestro podcast.

Aquí también podrás despejar dudas, para eso basta con escribirlas en los comentarios al final de la transcripción.

Clases de español online
Hay un refrán usado a nivel popular que dice: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. ¿Lo aplicas o lo sufres? No te sientas mal, ni pienses que es flojera o pereza.

Ya la palabra de por sí, es difícil hasta de pronunciar. Procrastinar, que según el diccionario de la Real Academia Española significa diferir, aplazar. Y en realidad es esto, postergar la realización de acciones con alguna etiqueta como: mañana lo hago, después, en un rato (como decimos en algunos países de América Latina).

Pero en realidad, este término no es nuevo, de hecho, la palabra proviene del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro, postergación o posposición.

Ya en cuanto a los orígenes clínicos o médicos el Dr Sergio Oliveros, del grupo Doctor Oliveros, afirma que es una condición que afecta al 15-20% de las poblaciones occidentales y con frecuencia se traducen en problemas laborales, familiares y sanitarios serios no sólo para el que la padece, sino muchas veces también para los que le rodean.

Puede resultar un tanto salvador, procrastinar o aplazar ocasionalmente cuando nos sentimos agobiados, sin embargo, la recurrencia de esta conducta puede llevarnos a pensar que la persona vive un síntoma relacionado a un trastorno de comportamiento. Justamente el psicólogo canadiense llamado Piers Steel en sus estudios a lo largo de su vida ha logrado descubrir que procrastinar estaría relacionado con un perfeccionismo irracional, alcanzando especialmente a aquellas personas más despistadas y ansiosas.

También se dice que la postergación constante se debe en algún grado a la aversión a la tarea, percibir como estresante el proceso o los resultados y que pueden poner sobre la mesa un fracaso inevitable, sin embargo, también cabría cuestionarse en aspectos como: somos humanos, tenemos derecho a equivocarnos o fracasar en momentos, ¿no? ¿cómo está nuestro nivel de autoexigencia o perfeccionismo?

Es mucho lo que se dice acerca de lo negativo de procrastinar, pero, ¿no será que es beneficioso también dejar para después? ¿tal vez estás rodeado de tantas actividades y tantos cumplimientos por la velocidad del mundo de hoy, que tu cerebro opta por un escape o atajo para equilibrar tu día a día? o tú mismo, inconscientemente, sabes que ¿es demasiado para llevar en tus hombros? o que, simplemente, ¿no eres feliz con lo que haces? Autoconciencia ante esto.

Incluso, hay un artículo muy interesante que recopila estudios científicos y apunta que el procrastinar tiene que ver con un problema de gestión emocional. En el blog tienes el enlace para leerlo

No puedes dejar pasar por alto un elemento ambiental adicional: hoy en día también, son tantos los estímulos visuales, auditivos en los diferentes medios de comunicación que los niveles de atención a una tarea pueden ser fácilmente manejados por quienes no están claros de los objetivos de la misma.

Sea una u otra la respuesta en tu caso, hoy es bueno pensar, qué tipo de acciones podemos tomar para, después de reflexionar sobre nuestra vida, ocupaciones y compromisos, ver de un modo sincero y analítico nuestro proceso personal y, si pensamos que hay que cambiar nuestra actitud postergadora, cuentes con algunos trucos o consejos para mejorar esto, pero recuerda, analiza bien si lo que postergas es realmente importante y útil para ti.

Existen algunos consejos o tips que pueden funcionar a la hora de disminuir la procrastinación en tu vida:

Consejos de qué hacer para dejar de procrastinar 

Lista de tareas

A mí me funciona. Elaborar una lista de tareas, jerarquizando el grado de importancia de la actividad, te llevará a observar claramente cuáles son tus prioridades a cumplir. Variantes de este consejo es enumerar el grado de importancia, hacerla al inicio del día e ir señalando el cumplimiento para obtener sensación de logro al cumplirla.

Divide las tareas

Si dentro del grupo de actividades o tareas se encuentran algunas que pueden realmente darte un dolor de cabeza entonces divídelas, sea en pequeños objetivos o en días, resultará más atractivo

Define tiempos variables

Muchas personas piensan y hasta afirman que existen super leyes o reglas de un minuto, dos minutos, tres minutos, diez minutos, entre otros plazos para cumplir una tarea de modo exitoso. Mi recomendación es simple, plantéate tiempos variables de acuerdo a la tarea. 

Por ejemplo, algo que me funciona mucho (sí, también me pasa) es decirme: en la próxima hora dedicaré mi tiempo solo a planear las clases de español o en la siguiente media hora no observaré mi teléfono celular mientras trabajo...y créeme, funciona. Al terminar el tiempo, cuando observas lo logrado, te da una diminuta alegría en el fondo de tu corazón que se va expandiendo hasta convertirse en orgullo de ti misma o mismo. Inténtalo, ya luego me cuentas.

Visualiza

Si para ti hacer ejercicio resulta un verdadero tormento, o no te gusta verte todo sudado y cansado después de entrenar, tal vez el enfoque sea visualizar la meta que quieres alcanzar. Visualizarte con unos kilitos menos, o en el área educativa en relación al idioma que aprendas, en nuestro caso, español, realizar el proceso de visualización hablando de lo mejor, lo más cómodo o cómoda con un nativo en un país que hable el idioma, de seguro influye en tu percepción de la tarea.

Premiate

Una buena idea para enfocarte en la realización de la actividad que postergas es premiarse al finalizar esta. Claro, debes estar consciente que muchas veces los premios pueden ser estimulantes, pero si lo tomas como ley de vida, tal vez sea un desgaste a tu bolsillo.

Mezcla tentadora

Así fue definida esta estrategia en el artículo de la BBC Mundo en la que explicaba la acción o técnica. En resumen, es unir algo que te gusta con algo que no te gusta, dándote un incentivo para hacer algo que prefieres postergar.

Por ejemplo; hacer ejercicio mientras escuchas un audiolibro lo que pudiese reconfigurar el gusto y la aversión por las 2 actividades hechas.

¿Bastante para meditar no? Piénsalo, también cuéntame aquí en los comentarios, que otra estrategia o técnica usarías para alejarte de la procrastinación o el mal de dejar para después. Hasta la próxima 

Por el día de hoy finalizamos, lo único que me queda recordarte es que si te gusto el programa te suscribas a él (si aún no lo has hecho), desde la plataforma donde estés escuchando: itunes, spotify, google podcast, tunein, ivoox, stitcher, iheart, entre otros.
O si no ya sabes que siempre te recomiendo que te suscribas directamente al blog espanolcontodo.com, sin la ñ, y así estarás al día de todos los contenidos de este podcast.

Start learning Spanish 1-on-1 with a native teacher from $5 USD per lesson! Book your class now!


Créditos

Presentación y texto: Luddey Flórez
Edición: Raul Lima

Música de fondo

0 comentários:

Publicar un comentario