Destacados

Bosques y selvas de América Latina

La exuberante naturaleza y biodiversidad, especialmente cuando nos referimos a bosques y selvas de América Latina es uno de los elementos que caracteriza dicha región. Pero: ¿Conoces la diferencia entre bosques y selvas? ¿Qué trascendencia posee la presencia de un hábitat de este tipo para la salud y el futuro de sus ciudadanos? ¿Cuál es la situación actual en América latina en este tema? 

Todo esto y más en el episodio de hoy, que puedes encontrar en las plataformas de podcast o en espanolcontodo.com.


Bosques y selvas de América Latina

#33 - Bosques y selvas de América Latina 

 

Hola, bienvenidos a Español Con Todo, un podcast con curiosidades y temas interesantes para nativos y estudiantes de español. No lo olvides, la transcripción completa y gratuita de este episodio la encuentras en el blog espanolcontodo.com. 

Clases de español online

Bosques y selvas de América Latina - Transcripción 

A pesar de que en el diccionario de la Real Academia Española ambos términos existen como sinónimos, en otros sitios web más relacionados con el área biológica y ecológica se logra comprender lo siguiente: los bosques son los ecosistemas, donde la vegetación predominante la constituyen los árboles y arbustos. 

Ya el término selva, jungla e, incluso, bosque tropical es un área densa de clima tropical, donde predominan desde helechos y musgos, pasando por diferentes tipos de vegetación, incluyendo lianas, con una temperatura variable y una presencia de humedad destacable, donde los rayos del sol muchas veces no alcanzan el suelo y se encuentran especies de árboles de gran altura. Además, en estos ecosistemas encuentras presencia de fauna y flora muy diversa y, en ocasiones, hasta única.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los bosques son uno de los depósitos más importantes de diversidad biológica terrestre, además de cumplir un importante rol en el secuestro de carbono y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ubicación Geográfica de estos ecosistemas en América Latina

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) los bosques tropicales constituyen el 40% de las áreas forestales del mundo y contienen alrededor de un 60% de la biomasa forestal mundial. Estos ecosistemas representan, aproximadamente, el 22% del territorio de América del Sur y el 27% de la cobertura forestal mundial.

En América, los ecosistemas de bosques incluyen bosques tropicales, como la Amazonía o Amazonia (ambos términos aceptados), que incluye los países de Brasil (con 63% de este bosque), Perú (13%), Ecuador, Colombia, Venezuela, Francia (con el departamento de la Guyana Francesa), Surinam, Guyana, Bolivia, y la Mata Atlántica, ubicada en la costa de Brasil.

También se encuentran otro tipo de bosques en áreas de Ecuador y Venezuela. Igualmente, bosques templados que se localizan en zonas montañosas costeras de baja altitud en el Sur de Brasil, de Chile y de Argentina. La Selva del Darién que ocupa parte de la región de Panamá y Colombia, la Selva Lacandona que se ubica en México, el Bosque Andino, que comprende zonas de Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú, el Bosque Andino Patagónico, que comprende territorio de Chile y regiones fronterizas de Argentina y la Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala son algunos de los ecosistemas que se destacan de América Latina.

Aja, ya logramos entender que América Latina alberga una importante reserva de territorio ecológico. Pero, ¿cuáles son los beneficios de esto para nosotros y para el mundo?

Beneficios de los bosques, selvas tropicales entre otras ecorregiones. 

Según la FAO los beneficios son: 
1 - Nutren los suelos 
2 - Actúan como sumideros de carbono 
3 - Proporcionan alimentos a millones de personas 
4 - Son acueductos naturales 
5 - Albergan el 80% de la biodiversidad del planeta

Desarrollemos un poco esto:

Cuando se dice que los bosques nutren los suelos, recalco al mismo tiempo otro aspecto: el suelo de los bosques o selvas, por sí solos, son pobres en nutrientes. Sin embargo, según el sitio Vida Más Verde, esto se debe a que los nutrientes se almacenan en la gran cantidad de árboles y plantas existentes, en lugar del suelo. Las raíces de los árboles sostienen la tierra, mientras que la cubierta protege el suelo de las fuertes lluvias. Cuando un árbol muere y su tronco cae al suelo del bosque, se descompone y los nutrientes que contiene se reciclan.

Con respecto a los bosques como sumideros de carbono: los bosques y la madera que producen atrapan y almacenan dióxido de carbono (CO2), contribuyendo a mitigar considerablemente el cambio climático. Los efectos de la sequía y el calor se ven mitigados con los bosques, que captan CO2 de la atmósfera, responsable de más de 2/3 de los gases invernadero», subraya la Asociación Nacional de Empresas y Servicios Forestales (ASEMFO).

Como explica Diego Miralles, responsable del departamento de Ecología y Clima de la Universidad de Gante, "la importancia del Amazonas para el clima global es incuestionable. Proporciona oxígeno, retiene CO2 y afecta los patrones de temperatura y precipitación en gran parte del planeta". Es decir, se trata de un ecosistema que afecta a nivel no solo local, sino también y de manera significativa a escala global.

Ya en cuanto a los bosques ser los acueductos naturales, se destaca que: las selvas y bosques tropicales almacenan agua como una gran esponja. De hecho, se cree que los bosques amazónicos, por sí solos, almacenan más de la ¡mitad del agua de lluvia de la tierra! Los árboles de la selva extraen agua del suelo del bosque y lo liberan de nuevo a la atmósfera en forma de niebla y nubes. Lo encauzan y se reinicia el ciclo.

Por ejemplo, según el científico Carlos Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Sao Paulo (USP), quien trabajó durante 35 años en el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), particularmente en la Amazonia se da un fenómeno que él explicó del siguiente modo: el bosque amazónico genera parte de su propia lluvia.

"Varios estudios mostraron que una parte de la lluvia, que varía entre el 15 y el 25%, existe porque el bosque crea las condiciones climáticas para esa lluvia", explicó Nobre.

“La lluvia cae, va para el suelo, las raíces profundas de los árboles capturan esa agua y, a través de la transpiración, la liberan de nuevo a la atmósfera, donde forma nubes y llueve de nuevo.”

Debido a ese reciclaje de agua, cuando se elimina una parte del bosque tropical llueve menos, lo que alarga la estación seca.

Por otro lado, al referirnos a los bosques o selvas tropicales como acueductos naturales, se reconoce que los árboles hacen que la lluvia llegue mansa al suelo, facilita su infiltración, evitando su escorrentía, la retiene en las fuentes y manantiales para devolverla mansamente a los valles. Los bosques aumentan ligeramente la precipitación, proporcionando más agua disponible y de mejor calidad.

En cuanto a los bosques albergar el 80% de la biodiversidad del planeta, el sitio Muy Interesante nos aporta:

“Casi la mitad de las especies conocidas de la Tierra viven en bosques, incluido el 80% de la biodiversidad en la tierra. Entendiendo que biodiversidad es el conjunto de seres vivos animales, plantas, hongos y microorganismos que viven en un mismo lugar y se relacionan con su ecosistema, sea este terrestre o acuático”.

Esa variedad es especialmente rica en selvas tropicales, pero los bosques están repletos de vida en todo el planeta. Los insectos y gusanos aportan nutrientes al suelo, las abejas y las aves esparcen polen y semillas y las especies clave, como los lobos y los grandes felinos, mantienen a raya a los herbívoros hambrientos. La biodiversidad es clave, tanto para los ecosistemas, como para las economías humanas.

Imagina lo siguiente: en la Amazonía o Amazonia existen especies que solo se encuentran allí y enriquecen el ecosistema en el que se encuentran.

Además, hay otros elementos importantes también de la existencia de bosques como ecosistemas, por ejemplo: ¿sabías que más del 25% de los medicamentos modernos proceden de plantas de los bosques tropicales? Así como lo escuchas, proceden de estudios hechos a plantas que se encuentran en estas regiones. Por otro lado. alrededor del 70% de las plantas conocidas con propiedades de lucha contra el cáncer se producen en los bosques lluviosos o bosques húmedos.

No dejemos de lado que, incluso, caminar en el bosque también puede ofrecer beneficios para la salud, como alivio del estrés, reducción de la presión arterial y un sistema inmunológico más fuerte. Esto último puede deberse en parte a que los árboles liberan compuestos en el aire llamados fitoncidas, que impulsan a nuestros cuerpos a estimular las células asesinas naturales (células NK, natural killer) que atacan las infecciones y protegen contra los tumores. 

Antes de continuar, si estás estudiando español como lengua extranjera te cuento algo. Muchos seguidores me han preguntado sobre clases de español y es por esto que comparto hoy con ustedes una información útil: abrí 10 cupos de clase de prueba completamente gratis, si te interesa la oferta por tiempo limitado es solo escribir a espanolcontodo@gmail.com o completar el formulario al final de esta transcripción en espanolcontodo.com para ponerte en contacto y solicitar tu lección de prueba conmigo.

Consecuencias de la deforestación y situación en América Latina. 

En pocas palabras: altamente, alarmante.

La deforestación como hecho impacta de un modo irremediable y determinante en el hábitat. A medida que disminuye la presencia de bosques tropicales, se destaca que el suelo sin protección es simplemente arrasado por las fuertes lluvias, causando obstrucciones e inundaciones en ríos de tierras bajas..

En resumen, sin árboles en zonas deforestadas, arrasadas por el fuego, zonas que antes poseían toda una estructura de contención natural, resulta imposible protegerse de esas grandes riadas que devastan todo lo que se encuentran en su camino y que generan inundaciones, ríos y cosechas pérdidas por descontrol del vital líquido, entre otros aspectos.

Desplazamientos de tribus o pueblos ancestrales que deben migrar por el cambio del ambiente en que el que subsisten y protegen. A causa también de grandes emprendimientos privados que comienzan a aprovecharse de los lugares y a poner en peligro la integridad física de estas comunidades.

Por otro lado, son evidentes los cambios en la fauna del lugar que se torna alterada y afecta el equilibrio natural del ecosistema, generando la extinción de muchas especies, porque, al fin y al cabo, los cambios en la naturaleza acaban con sus hogares.

Adicionalmente son motivos de alarma los incendios en la Amazonia, que acontecieron hace un par de meses, y últimamente los incendios en el mayor humedal del mundo, el Pantanal.

Este último se extiende principalmente en la zona centro este de Brasil y ocupa también zonas colindantes de Bolivia y Paraguay. Según el sitio WWF el pantanal es más grande que 29 estados de EE.UU.

Pues bien, este ecosistema, vital para especies como los cocodrilos o los jaguares, con la mayor concentración en el Pantanal, o la mayor diversidad de flora acuática, así como hogar de miles de especies como capibaras, osos hormigueros, guacamayas azules y muchos más, también está ardiendo, al parecer por acción de “fazendeiros” que se dedican al pastoreo de ganado y que después de iniciar incendios en la región, perdieron el control de los mismos y han ocasionado la muerte de miles de especies animales.

Es dolorosísimo ver imágenes de animales calcinados, jaguares vendados en sus patas, notablemente agotados, animales indefensos ante un terreno ceniciento.

Claro está, existen riesgos año tras año de que esto suceda sobre todo en la época de sequía, pero no en regiones como el pantanal.

Anualmente, en los meses más secos comienzan a arder los bosques y los ecosistemas de nuestra región, sin embargo, está comenzando a ser causal de tensión, ya que año a año comienza a notarse con más fuerza el cambio climático y sus consecuencias. Así mismo, algunos gobiernos latinoamericanos laxos o poco rigurosos en políticas medioambientales, inclusive con ausencia o flexibilidad excesiva en las sanciones para quienes alteren estos ecosistemas, también indirectamente influyen a la promoción de desmanes en esos territorios, ya que no hay castigo ni leyes para los infractores.

Agricultura extensiva de productos como soja, ganadería, explotación forestal industrial ilegal, industrias extractivas son algunos de los motivos que producen, en algunas regiones, los incendios y el ataque sin piedad a zonas que son reservas ecológicas y que son hogar de miles de especies indefensas ante las llamas.

Ya, después de los incendios provocados y al ingresar las primeras lluvias del cambio de estación, estos lugares muestran un terreno propicio para la práctica de estas actividades. Sin pensar en todo lo que se pierde y que va a ser muy difícil recuperar, ¿realmente serán conscientes del gran daño ambiental que están causando para la actualidad y las consecuencias para las próximas generaciones?

La pregunta que comienza a flotar en mi mente es ¿qué hacer ante todo esto?

Pues bien, lo primero es ser conscientes y reconocer el deber y al mismo tiempo derecho que tenemos como ciudadanos de este mundo para exigir a los gobiernos políticas públicas creíbles, coherentes, reales y rigurosas para quienes atenten contra estos ecosistemas. Suena difícil, sí, imposible no lo creo.

Existen hoy en día miles de organismos que trabajan para convertirse en voz ante estas injusticias y, de las cuales, se puede hacer parte. Quien sabe, tal vez, nosotros no veamos las consecuencias, pero las próximas generaciones o tus hijos o nietos vean los estragos, producto del pensamiento absurdo y desmedido de pocos.

También otros gobiernos, desde la vía diplomática, pueden abordar cada vez más este tema y exhortar a los gobiernos que poseen ecosistemas de este tipo en sus territorios para hacer real un cambio, a través de acciones consistentes, que no solo involucren al ministerio del medio ambiente, porque este es un tema global, no regional.

No apoyes la compra de productos de los cuales no te encuentres seguro o segura del origen. Por ejemplo, miles de toneladas de madera son extraídas ilegalmente de zonas protegidas o reservas y vendidas en este continente o Europa, de acuerdo con un informe de Greenpeace. 

Consume alimentos locales y disminuye el consumo de carnes rojas. Sonará extraño, pero consumos más sencillos, de recursos reciclables y sostenibles, tienen un impacto en acciones de gran nivel desde el punto de vista ecológico.

Promueve el conocimiento del tema, divulga, comenta por tus redes sociales, genera debates del asunto, crear conciencia es el primer paso, al fin y al cabo, es el único planeta que tenemos.

¿Conoces o has ido a algún bosque o selva de América Latina? ¿Qué tal la experiencia? ¿Qué opinas del tema? Cuenta en los comentarios en el blog o en nuestra página en las redes sociales: Español Con Todo.



 

Créditos  

0 comentários:

Publicar un comentario