Destacados

La Nueva Normalidad

Hoy en día es inevitable no pensar en cómo ha cambiado la vida después de todo este proceso de pandemia y coronavírus. Lejos de angustiar aún más a quien me escucha, lo que pretenderé de algún modo es enfocar nuestra atención en nuestra nueva realidad e intentar reconocer qué alternativas poseemos como integrantes de sociedad. ¡Sigue escuchando!

La Nueva Normalidad Podcast

#027 - La nueva normalidad

 

Hola, bienvenidos a Español Con Todo, un podcast en español con transcripción de historias interesantes, sugerencias de libros, vocabulario y más. Estudiar español a nivel intermedio avanzado ahora es más fácil con nuestro podcast.

Aquí también podrás despejar dudas, para eso basta con escribirlas en los comentarios al final de la transcripción. 

Clases de español online

La nueva normalidad - Transcripción 

De acuerdo al país, estado, región y hasta zona en que nos encontremos la situación con nuestra nueva normalidad va a variar, evidentemente, por las medidas tomadas desde el inicio por los gobernantes (algunos más perspicaces que otros), así como el comportamiento de las personas para reconocerse como posibles agentes de transmisión o contagio.

Hay nuevas normalidades que ya comenzaron a observarse en los lugares donde se están reiniciando actividades. Pasó de ser una eventualidad a un elemento obligatorio a cualquier lugar que asistas. Por ejemplo, en Colombia es así, el uso de mascarillas o tapabocas, que a su vez ha creado emprendimientos, ideas, diseños de todo tipo. Ya las personas aquí no salimos sin ella, porque simplemente en lugares públicos es obligatorio.

Que conlleva esto: para algunos una sensación de ahogo, para todos una protección ante la posibilidad de contagiarse.

También la presencia de elementos sanitarios o de desinfección antes de entrar a lugares de congestión han pasado a verse de un modo más cotidiano.

Estos son algunos ejemplos de situaciones que nos llevan a replantearnos nuestras prioridades. Por ejemplo: ¿tendrá más validez permanecer mucho tiempo en las redes sociales viendo que dicen y hacen nuestros “amigos”, o dedicarte a conversar con quienes convives acerca de cómo se sienten o que aspiran hacer en los próximos meses?

Pero recuerda, no todo es malo, considerar que únicamente estamos destinados a sufrir en una situación sin precedentes como esta, también nos lleva a preguntarnos: ¿qué puedo sacar de positivo de toda esta vivencia? ¿Cómo puede aprovechar esta situación mi familia, amigos y yo?

No se puede negar que los impactos de todo tipo son enormes: económicos, políticos, sociales, familiares, psicológicos, pero ¿qué tal si reevaluamos nuestra percepción? En los períodos de “tiempo muerto” que estamos teniendo ¿cómo podemos aprovecharlos?

Pues bien aspectos ya bien sabidos por muchos, como trabajar en las habilidades para convertirlos en talentos, aprender algo que te potencie en un futuro cercano para nuevos medios de ingresos: cocina, proyectos, planificación entre otras áreas. Dedicar a nosotros mismos nunca será en vano. Créelo.

Dedicar tiempo a las pequeñas cosas que al mismo tiempo son aspectos importantes: el hogar, la atención a la familia, reparaciones sencillas, construcciones pequeñas pendientes, siembra, mejoramiento de tu espacio.

Agradecer, ¿suena ilógico para ti? pues para mí no. Estudios psicológicos han confirmado la asociación entre gratitud y bienestar. Uno de ellos difundido por la Revista Psychiatry, en 2010, dice que hay una serie de matices posibles en la relación entre gratitud y bienestar que pueden ser relevantes.

Según el Dr. Koppmann, psiquiatra de clínica alemana, agradecer implica reconocer algo que es percibido como bueno e identificar su origen o procedencia, por lo tanto, involucra percibirse a sí mismo y entrar en contacto con otros. “Como sentimiento espiritual supone establecer una especie de puente espiritual o no material con el entorno”.

También la acción que involucra solidarizarse desde nuestras posibilidades con aquel que tiene menos recursos u opciones resignifica que estamos haciendo nosotros con lo que sentimos en relación a hacerse parte de una sociedad, pero sobre todo de los más vulnerables. Actividades de donación, entrega de elementos para contribuir con otros, colaborar monetariamente, en fin, tantas actividades que de seguro en sus latitudes están surgiendo y con las que puedes colaborar para dignificar tu participación más allá del quejarte o lamentarte.

Adicionalmente, esta época es también una excelente oportunidad para cuidarte más y mejor. Es algo reconocido por múltiples estudios científicos que el virus afecta en el organismo humano en la medida de que el sistema inmunológico no se encuentre en buenas condiciones, entonces una manera de protegerte es, alimentarte mejor. ¿Sabías que las verduras, frutas y granos pueden proveerte de las vitaminas y minerales necesarios para mantener un sistema de defensas en mejores condiciones?

Es mucho más barato un mercado compuesto principalmente por verduras y vegetales que por alimentos industrializados, congelados, entre otros. Además, si compras a los vendedores locales ayudarás en la economía de tu ciudad. Evita la comida rápida, esto no te alimenta como crees.

También, condición indispensable, alimentarte a nivel mental: agradecer todo lo que posees, solidarizarte, entre otros valores que puedes poner en práctica, y ya mencioné, que sin duda fortalecerán tu salud mental.

Por cierto, en uno de los episodios de semanas anteriores conversamos acerca del alcance de las emociones en nuestra salud. Puedes entrar en el blog espanolcontodo.com y encontrar el link.

En el mismo orden de ideas hacer algún tipo de actividad física favorece enormemente al proceso de acondicionamiento físico saludable, al mismo tiempo, contribuye a la disminución del estrés, algo tan presente en esta época y que también conversamos en otro de los episodios anteriores.

Ten en consideración no desvincularte de lo social, pasamos a requerir estar más planificados en cuanto al periodo dedicado a actividades como entretenimiento u ocio, y podrás evaluar de un modo más detenido el tiempo invertido, haciendo inclusive que pasemos a valorar más las oportunidades y el periodo dedicado, en qué actividades se hacen y con quién. ¿No te parece valiosísimo?

En definitiva, queda a cada uno de nosotros que nuestra humanidad no se pierda y por el contrario se materialice en actitudes, comportamientos, maneras de relacionarse y expresiones, que nos fortalezca y resignifique nuestras vidas. Sin lugar a dudas, un llamado a ser más resiliente, más humano, más introspectivo.

¿Qué opinas tú de este tema y nuestra realidad? ¿Qué aportarás desde tu experiencia? Cuéntame en los comentarios

Start learning Spanish 1-on-1 with a native teacher from $5 USD per lesson! Book your class now!

Créditos 


Presentación y texto: Luddey Flórez
Edición: Raul Lima

Música de fondo

0 comentários:

Publicar un comentario