Destacados

¿Cómo afecta la soledad en las personas?

Estoy segura que nadie imaginó esto, de vivir una pandemia y tener que modificar su estilo de vida a esta nueva realidad. Y, como cualquier evento que nos toma por sorpresa, pasamos por etapas o procesos de reconocimiento y de adaptación.

Sin duda ha resultado un reto para cada grupo familiar u hogar, para los que tienen hijos, los que trabajan a nivel remoto, los que combinan ambas actividades, los grupos de personas mayores, los que viven solos.

Ahora bien, las personas que viven solas, algunas llevan este estilo hace algo de tiempo y lo han hecho por convicción, sin embargo, hay otras que viven de este modo por necesidad.

Hoy en día en el mundo todos, pero especialmente las personas solas o parejas, vivencian esta época sin contacto social más que cuando salen al mercado o por las compras obligatorias de elementos esenciales. ¿Es imposible o generador de mayores síntomas psicológicos la soledad? ¿Somos seres gregarios o sociables por naturaleza o es algo adquirido por la influencia de la sociedad?

Hoy visualizaremos las diferentes aristas o tópicos acerca de la soledad y su influencia en nuestra salud, orígenes, estudios, entre otros aspectos. Continúa escuchando.

Cómo afecta la soledad en las personas

#023 - ¿Cómo afecta la soledad en las personas?


Hola, bienvenidos a Español Con Todo, un podcast en español con transcripción de historias interesantes, sugerencias de libros, vocabulario y más. Estudiar español a nivel intermedio avanzado ahora es más fácil con nuestro podcast.

Aquí también podrás despejar dudas, para eso basta con escribirlas en los comentarios al final de la transcripción.


Clases de español online 

 ¿Cómo afecta la soledad en las personas? - Transcripción 

 Es lógico querer primero, antes de adentrarnos en el asunto, conceptualizar el término. Según el sitio Psicólogos de Madrid la soledad es el sentimiento que surge tras la percepción de no formar parte de nada ni de nadie, de que algo en el interior está vacío, aislado, sin sentido de pertenencia. 

Las personas que experimentan soledad describen una sensación de estar desconectadas del mundo, sin rumbo, con una vida carente de sentido, sin posibilidades de poder identificarse con los demás.

Ahh, por otro lado, resulta importante mencionar que la soledad no es bien vista a nivel social, es decir, una persona solitaria es tomada o considerada como introvertida, tímida o, como se diría en algunos países de América Latina, aguada, aburrida, aguafiestas o poco amiga. Sin embargo existen personas a las cuales el estar a solas representa espacios valiosísimos para muchas situaciones, aunque, sin duda, también existen personas a las que la soledad les provoca una sensación de sentirse que están desapareciendo.

Existe presencia de diferentes matices a nivel de soledad, como ya dije anteriormente, existen hogares compuestos por una sola persona, así como grupos familiares de 2 o más que, tal vez, no se encuentran tan vulnerables en cuanto al aspecto social.

Y retomo el comentario de antes: no es igual vivir solo que sentirse solo. Muchos optan por vivir solos porque representa para ellos un modo de vida cada vez más adecuado. Por ejemplo en Colombia, según el último censo (2018) del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el aumento de hogares unipersonales (compuesto por 1 persona) había sufrido un aumento de 11 a 21 por ciento, solo en Bogotá.

Pero entonces, ¿qué opinan los expertos de esto?

Bueno, según la profesora de Psicología y Neurociencia de una universidad de Utah, en Estados Unidos, Julianne Holt-Lunstad, quien se especializa en el estudio de la soledad, asevera que la conexión social es una necesidad biológica para el ser humano: “(…) somos seres sociales y nuestros cuerpos responden cuando no tenemos proximidad con otros”.

También, de acuerdo a un estudio publicado en la revista científica Cell en el año 2016, hecha por investigadores neurocientíficos estadounidenses, mostró indicadores de que una región específica del cerebro pudiera tener relación con la producción o generación de sentimientos de soledad, esto percibido al experimentar con ratones en solitario y en grupos. Más de este estudio en el enlace en el blog espanolcontodo.com. 

El doctor Cacioppo, profesor de psicología en la Universidad de Chicago y director del Centro de Neurociencia Cognitiva y Social de esa misma universidad, ha estado estudiando la soledad desde la década de los noventa. En una entrevista para el New York Times en español explicaba que la soledad es equiparable al hambre, al dolor, a la sed, más, sin embargo, la connotación de ella es negativa en la sociedad.

Pero destaca también que esta sensación de imposición y vivencia de la soledad coincide a nivel de salud con niveles más altos de la hormona cortisol, la presión arterial e, incluso, el nivel de glóbulos blancos, lo que pudiese alterar la capacidad del sistema inmunológico para enfrentar infecciones o enfermedades.

También otros estudios afirman que la soledad o el “sentirnos solos” puede agravar síntomas psicológicos preexistentes, resultando el más notorio: la ansiedad. Claro, es lógico sentirnos así si pensamos por un momento que es una situación completamente imprevisible, sin datos previos de la misma y en muchos países los gobiernos no ostentan el calificativo de confiables.

A mí, todo esto me lleva a pensar en, tal vez, un elemento crucial al hablar de soledad, nuestra autopercepción del asunto, es decir, si yo pienso que estar sola es inaguantable, imposible o es algo a lo que le tengo miedo pues, probablemente, veré esta época de aislamiento con desasosiego e incertidumbre.

Al fin y al cabo, esta es una época para la que nadie se preparó, pero podemos sacarle el mayor provecho o hundirnos dentro de la situación autocompadeciendonos y sufriendo lo indecible por ello.

Encontré, navegando en internet, un artículo bien curioso que hablaba de juegos o actividades que se podían hacer en solitario para atenuar un poco los sentimientos o la sensación de soledad, recomendaciones como rompecabezas, acertijos. En el blog el enlace.  

Entiendo y concuerdo, no es infundado o ilógico el sentimiento de miedo, incertidumbre o ansiedad, que puede generar la soledad, y más en este momento, pero, hoy por hoy, muchas personas han puesto en marcha iniciativas de apoyo, por ejemplo: se encuentra en Brasil una experiencia de escucha gratuita, con expertos del área de la salud mental a nivel telefónico; también en Brasil, lecturas de poemas o cuentos por teléfono llamadas “Historias por teléfono”, de la secretaría de cultura de Río.

Otra iniciativa similar ha sido asumida por parte del sistema de bibliotecas públicas de Medellín (mencionado en este artículo), Colombia, con lecturas telefónicas, esto con la intención de paliar la soledad y demostrar, a través del teléfono, que la distancia no impide los deseos de acompañar. En España también, un grupo de profesionales del área de la salud (terapeutas, psicólogos, trabajadores sociales) se unieron y crearon una estrategia en línea para atender personas a las que la cuarentena pudiera infundirles «inquietud, miedo o soledad».

Sin duda una época inusual como esta trae consigo dificultades, pero también retos e ideas conmovedoras y cuando todo esto pase pienso que, seguramente, habremos recobrado el valor del tiempo de calidad con los que queremos y daremos más importancia a un abrazo, a un encuentro.

¿Qué tan difícil ha resultado para ti vivir esta cuarentena? ¿Es una tarea intolerable vivir esta época sin contacto? ¿Es la soledad detestable así? Cuéntame en los comentarios.

Start learning Spanish 1-on-1 with a native teacher from $5 USD per lesson! Book your class now!

Créditos 


Presentación y texto: Luddey Flórez
Edición: Raul Lima

Música de fondo

0 comentários:

Publicar un comentario